Make me weet.

Una de las mejores cosas de desalojar Madrid, es volver.
Y reencontrarme con pedacitos de luz que van iluminando mi piel los días impares,
los pares también.
A veces esa luz se transforma en antorcha, y con ese acento tan castizo me dice: -“tia que bonita eres”- le miro y pienso que así y ahora, el mundo está un poquito mejor.

Otras veces es hoguera, exuberante, repartiendo misterio y arte a la par.
Le sonrío, pierdo mi lengua en su boca y entonces me susurra: -” tus besos deberían ser patrimonio”-
Y vuelvo a sonreir.

En ocasiones mi chico Led llega desnudo, valiente y despeinado.
Con una mirada que grita en silencio :-”haz conmigo lo que quieras”-
¿Y como no iba a comérmelo entero saboreando cada milímetro de su piel y untándome de su viscosidad…?
¿Y como no llenarlo de mi sabor, de perdernos entre palabras y caricias enredadas por encima de la ropa…?

“Lovers don’t finally meet somewhere.
They’re in each other all along.”

(Rumi)

 

L.S.

 

Copyright©2016-20L.S.