El fin no existe, así que esperemos, algo ocurrirá.


 

Tus manos

saben de mí

hasta lo que ignoro todavía.

Ese es uno de los motivos

por los que me encanta

follamarte

boca abajo

y con aquella lencería .

El resto

te lo puedes imaginar…

 

L.S.

 

Copyright©2016-20L.S