Si te da miedo decirlo, es que lo tienes que decir.

 

«Cuando el deseo echa raíces en el cuerpo,

la vida adquiere su sentido más intenso

en la búsqueda de ese paraíso que es el cuerpo de la amada.»

 

(Los jardines secretos de Mogador)

 

 

 

 

 

Copyright©2016-20L.S.